Estudio del cliente

Antes de sacarle rentabilidad a nuestros datos tenemos que saber que nos gustaría mejorar, o que información nos gustaría descubrir.

Por eso, antes de ponernos manos a la obra, nos reunimos con el cliente para conocer cuales son sus necesidades e inquietudes, estudiamos su viabilidad y establecemos un plan que se ajuste a sus intereses dentro de su presupuesto